ENVÍOS GRATIS$599 | 6 MSIa partir de $1,499 pagando con PayPal y Tarjeta de Crédito

¿Cómo elegir la base de maquillaje adecuada para tu piel?

 

Elegir la base de maquillaje adecuada para tu piel es sin duda la clave para lucir un aspecto resplandeciente y perfecto. Para ello necesitamos saber tanto el tono de la base como el acabo que necesitamos. Si quieres saber qué pasos tienes que seguir para elegir tu base de maquillaje, continúa leyendo.

 Pasos para elegir la base de maquillaje:

 1. Aprende a probar la base:

El primero paso para elegir la base de maquillaje ideal es aprender a probarla para elegir el tono adecuado. Para ello no debemos de probarla en la mano o en el brazo, ya que el color de esta parte del cuerpo podría diferir varios tonos al de nuestro rostro. La base de maquillaje se debe de probar en el mentón. También es muy importante que lo hagamos con luz natural o luz de día, es decir, si estás en una tienda o centro comercial, las luces podrían hacer que la base se vea diferente a lo que es en realidad; pruébate la base en el mentón y sal a la calle para ver si el tono es similar al de tu piel.

Si no puedes probar la base porque no encontraste probador, o porque vas a hacer una compra en línea puedes buscar tutoriales en youtube o imágenes con swatches (pruebas de color) en google. En esta página https://findation.com/ puedes encontrar cuál es tu tono de la base que quieres comprar si introduces el tono de una base que ya hayas usado y sepas que te va bien.

 

2. Conoce el subtono de tu piel

Además del tono, debes de prestar también atención al subtono de la base que tendrá que ir acorde al que tenga tu piel.

La piel puede tener los siguientes tipos de subtonos: cálido (amarillo), frío (rosa) o neutro. Para saber tu subtono puedes mirar las venas de tu muñeca, si tus venas se ven de color verde, tu subtono de piel es cálido, si tus venas se ven azul, tu subtono es frío, y si tus ventas se ven tanto verdes como azules, tu subtono es neutro. Algunas marcas ponen en el tono de la base la subtonalidad, añadiendo una C - Cool, N - Neutral o W – Warm, así que la próxima vez que vayas a comprar una base de maquillaje fíjate bien en el nombre del tono ya que puede ser una pista para que des con el subtono ideal de tu piel.

 

3. Elige la base en función del tipo de piel

 

Según su acabado:

 

  • Mate es ideal para pieles grasas, que tienden a tener brillos o pieles mixtas. Las pieles secas no deberían de usar este tipo de base, a no ser que sea una situación especial, como una sesión de fotos o vídeo.

  • Dewy (un efecto brillante y radiante). Perfecto para la piel seca, porque es más hidratante. Este tipo de base las deberán de evitar las pieles grasas.

 

  • Natural o segunda piel(un término medio). Este tipo de acabado es perfecto para cualquier piel. Si tu piel es propensa a la grasa, aplica una capa de polvo para sellar y evitar que salgan brillos al paso de las horas.

Según su fórmula:

Bases líquidas: son las más populares y sirven normalmente para todo tipo de pieles, solo tendrás que prestar atención a su acabado (mate, dewy o natural) para saber si es la ideal para ti.

Bases en Polvo: Recomendada para pieles grasas.

Bases en Stick: (bastante cremosas y emolientes). Recomendadas para pieles secas.

4. Elige la base en función de la cobertura

Este punto es más de gusto o preferencia personal, si quieres que la base te cubra el rostro por completo o, por el contrario, se vea mucho más ligera. También dependerá de las imperfecciones que tengas en el rostro y desees cubrir, e incluso del momento en el que la vas a usar, si de día, para ir a la oficina o salir a comprar se recomienda un acabado más ligero, mientras que si la vas a usar de noche para una fiesta o evento social la recomendación general es que la base tenga mayor cobertura y duración. Existen bases de alta cobertura, cobertura media, baja e incluso construibles, esto es que puedes partir de una cobertura ligera para después añadirle una o varias capas más hasta llevarla a una cobertura más completa.

Ten en cuenta que tanto el tono de tu piel como el tipo (si es grasa, seca o mixta) puede variar según la estación, por ejemplo, en verano nuestra piel suele tender a ser grasa y a subir un par de tonos debido a la exposición al sol, y en otoño e invierno a resecarse y a estar más pálida. Por esto, es posible que tengas que cambiar la base una o dos veces durante el año.

Ahora que ya tienes todos los pasos y consideraciones que necesitas para elegir una base ya no tendrás miedo a fallar a la hora de tomar la decisión. Visita nuestra tienda en línea y conoce todas las opciones que tenemos para ti.

Search